EE.UU. doblega nuevamente al tricolor Azteca

El estadio de Columbus, en Ohio vibró hasta sus cimientos en partido apretado e intenso donde EEUU se volvió a dar el gusto y logró doblegar a México –y por el mismo marcador que en la ronda anterior, 2-0–, en el inicio de la hexagonal final de la eliminatoria CONCACAF rumbo al Mundial Sudáfrica 2010.

Victoria contundente de la escuadra de las franjas y estrellas que supo capitalizar en el momento justo los errores de México que sigue mostrando una sequia de goles preocupante.

Es que Estados Unidos ha dejado ya muy lejos a México en lo que significa ser el equipo más poderoso de la CONCACAF.

Son más de diez largos años que Estados Unidos derrota a México en su territorio y esta vez saboreando el mismo marcador donde el verdugo fue Michael Bradley primogénito del seleccionador norteamericano, Bob Bradley que demostró que está allí no por ser hijo del DT estadounidense sino por ser un jugador de gran capacidad en toda la extensión de la palabra.

Ya desde el inicio se vislumbraba un encuentro sumamente complicado e incluso mostrando a un México incisivo y sin la más absoluta medrosidad, dispuesto a llevarse la victoria a como de lugar para dejar atrás de una vez por todas el mito de no poder vencer a EEUU en su territorio por largos años.

Nery “el Loco” Castillo dio el primer campanazo para su escuadra al minuto tres, cuando remató fulminante pero lamentablemente al cuerpo del portero estadounidense Tim Howard ante una sorprendida defensa de EEUU.

Tras el disparo EEUU se despercudió de su confianza dada además por la incesante barra azulrojiblanca que copó el estadio de Columbus y que pese a un frio intenso no cejaba de vitorear a la escuadra del tio Sam.

Tras el apretón de Castillo, USA se ocupó de controlar y aquietar la pelota en el medio sector rotando pelotas que partían de los botines de DaMarcus Beasley o de Landon Donovan al que vimos un tanto adelantado tratando abrir el panorama ofensivo para mejor accionar de Brian Ching por el centro.

Por allí es que EEUU sacó mejor provecho porque México no contó con la presencia de Gerardo Torrado y no encontró a nadie que pudiera tapar las hilvanadas de EEUU desde el medio sector.

México no dio tregua y las luchó todas y por todos los sectores aún cuando EEUU intentaba también el disparo desde media distancia buscando la sorpresa.

A los 16’ Beasley a velocidad recibe pelota un tanto pegado por derecha e intenta un zurdazo que le salió desviado aunque “Oswaldo” Sánchez la vio pasar con susto a escasos metros del parante derecho.

Landon Donovan el #10 estadounidense no estaba en su noche aunque lo intentaba. La linea posterior mexicana le puso marcación zonal y sin problemas lo pudo tener a buen recaudo y en su clásico duelo con el capitán mexicano Rafael Márquez el norteamicano no pudo destacar porque no logró la conexión fluida con Sacha Klejstan y Clint Dempsey a los que observamos sin brújula en todo el partido.

Con los ánimos encendidos y sin regalar pulgadas de césped vino el primer regalo infaltil de México, Aarón Galindo derribó a Brian Ching a los 20’ con un ‘empujoncito’ desde atrás.

Donovan fue el verdugo pero salió desviado nuevamente sobre el poste derecho para respiro de Sánchez y de –calculamos-, 120 millones de mexicanos que seguramente habrían paralizado el pais azteca.

EEUU se envalentoó con estas debilidades y apretó aún más. A los 31’ Beasley proyectado por derecha tocó para Clint “Deuce” Dempse y que a quemarropa, y tratando de sumarse al partido, disparó sin pestañear sobre Sánchez que barajó con calidad y con un pincelada de heroísmo.

México no se amilanó y a los 36′ se proyecta a velocidad sobre la meta protegida por Howard que igualmente salvó en espectacular atajada. Susto para EEUU.

En el toma y daca EEUU vuelve  a la carga y el defensor y fornido Onyewu probó desde media distancia que salió desviado.

El primer puntillazo no se hizo esperar

Michael Bradley a los 43’ en un balón rechazado mal por Sánchez tras cabezaso de Onyewu quien había recibido la pelota proyectada por Donovan luego de un tiro esquina que habia sombreado a toda la defensa. Allí vino el descanso.

El segundo tiempo fue a todo vapor, México decidido a arrancarle la victoria a la historia que ya lleva la década. EEUU sin bajar las revoluciones martillaba por todos lados y con ritmo más ordenado.

La debacle azteca

Ya sobre los 65′ al guardapiolas Howard casi se le va el tren tras rechazo en falso y viene el conato que es historia ya contada.

El capitán del Tri y experimentado Rafael Márquez de la manera más infantil se ganó la expulsión tras caerle encima en forma descalificadora a Howard.

El juez central Carlos Batres, guatemalteco de impecable actuación, no titubeó y sacó cartulina roja a Márquez. México se terminó de desdibujar y perdió totalmente la brújula.

La escuadra azteca con 10 hombres poco o nada pudo hacer cuando el partido agonizaba y por allí vino el puntillazo final nuevamente de Michael Bradley.

Jozy Altidore había entrado por Brian Ching para oxigenar la ofensiva recoge pelota sobre el cuarto de cancha y toca largo a Donovan que rebasa por izquierda. Landon gira en reversa y toca rasante para Bradley que llegaba con velocidad y panorama.

No fue dificil Bradley se toma el espacio para el acomodo y casi pasando los tres cuartos disparó un fulminante que sorprendió a Sánchez y en fatal estirada intentando el rechazo la pelota sencillamente se le escurrió por debajo de su humanidad, penosa falla para un portero de la calidad de Osvaldo.

Fin de fiesta en el Columbus Stadium con una hinchada estadounidense que pintó las graderías con rojo azul y blanco para escribir nuevamente en la historia.

EEUU no esta para cuentos y a México le costará muy caro remontar un pasado de gloria futbolística en la CONCACAF que hace mucho rato tiene como monarca a Estados Unidos.

Con este triunfo, la escuadra estadounidense, que por cierto tiene capitán que pone el toque latino con Carlos “Los” Bocanegra y coincidentemende de origen mexicano, sumó sus tres primeros puntos en el hexagonal final hacia la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, en tanto que México con cero puntos y goles tendrá que echar a mano todos sus recursos para sumar sus primeras unidades el 28 de marzo, cuando enfrente a Costa Rica.

Estadísticas de partido

Estados Unidos – México 2 – 0 (1-0)

Estadio: Columbus Crew (Columbus, Estado de Ohio, EEUU)

Asistencia: 22.778 espectadores

Arbitros: Carlos Batres (GUA). Líneas: Roberto Girón (HON) y Edwin González (HON).

Goles:

Estados Unidos: Michael Bradley (43, 90)

Expulsados:

México: Rafael Márquez (65′)

Alineaciones:

Estados Unidos: Tim Howard – Oguchi Onyewu, Heath Pearce, Frankie Hejduk, Carlos Bocanegra – Michael Bradley, Landon Donovan, Sacha Kljestan (Ricardo Clark, 85), DaMarcus Beasley – Brian Ching (Jozy Altidore, 83) y Clint Dempsey.
DT: Bob Bradley (EEUU)

México: Oswaldo Sánchez – Ricardo Osorio, Rafael Márquez, Aarón Galindo, Carlos Salcido – Pavel Pardo, Leandro Augusto, Alberto Medina (Antonio Naelson ‘Zinha’, 60), Giovani Dos Santos (Omar Bravo, 72) – Nery Castillo (Israel Martínez, 33), Carlos Ochoa.
DT: Sven-Göran Eriksson (Suecia)

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply