Semifinales…Argentina humilló a México y camina tranquilo hacia la Final

De esta manera Argentina repetirá la final de la Copa América 2004 jugada en el Perú –y donde fuimos testigos presenciales–, cuando enfrentó igualmente a Brasil pero que esta vez serán con libretos muy diferentes.

Llega en calidad de invicto y mostrando ser un equipo compacto, demoledor donde su mejor argumento es tener en su linea de avanzada al juvenil y genial jugador Lionel Messi.

Una juvenil estrella argentina que brilla con luz propia en el orbe mundial.

En la otra cara de la medalla, México llegó al estadio Cachamay de Puerto Ordaz rodeado de seriedad y sumidos en tranquilidad total, casi en silencio con la mentalidad totalmente inmersa en sacar una victoria.

Argentina todo lo contrario, se apoderó de la ciudad en ambiente festivo con aureola de ganador y la confianza de equipo que llegó con lo mejor de su vitrina.

México salió desde el primer momento a tratar de definir a velocidad pero sin la calma necesaria y con Nery Castillo recuperado y corriendo por todos los sectores de la cancha.

Por su parte la albiceleste contrarrestó la velocidad aquietando la pelota en el medio sector donde “La Brujita” Verón supo imponer la pauta y teniendo a Juan Román Riquelme como el elemento de base donde Argentina iniciaba toda ofensiva.

Si bien es cierto México buscaba por todos los medios como poder penetrar en la zona roja de Argentina se encontró con una linea defensiva que definía con solvencia sus salidas.

Argentina, fue mucho más en ese sector y con ritmo seguro impuso de a pocos dominio en la media cancha. Fue efectiva en el pase corto en los momentos oportunos y necesarios.

El partido en los primeros 45′ fue cerrado hasta que Heinze abrió el marcador al 46′ tras pase preciso de Riquelme y ante salida tardía del cancerbero mexicano Osvaldo Sánchez.

Luego Lionel Messi mostrando su calidad, inventiva y gran capacidad para la definición a los 61′ convirtió un golazo que quedará grabado mucho tiempo en la retina de todos, recibió pase de Heinze por la derecha y batió con pincelada suave a Sánchez que salía dudando.

Fianlmente Riquelme se encargaría de sellar la victoria albiceleste con tiro de penal a los 65′, con disparo de calidad de grande.

La selección azteca puso lo suyo por intermedio de Castillo y Guardado sin duda los mejores elementos de México. Ambos se dieron realmente a fondo y sin dejar nada en el libreto.

Eso en el fondo eso fue lo mejor de México. Abrumado por los tre goles de Argentina fue como si a los 25′ de la segunda etapa el aire y las ideas sencillamente se les borraron. El partido se tornó totalmente hacia un solo lado.

Argentina juagaba como entrenando ante México que se le acabó sinceramente todo. Aire, ganas y recursos.

Fueron 20′ restantes de fútbol de un solo lado. México se convirtió en fantasma de equipo. Argentina lo bailó a su gusto. de punta y taco como la Milonga, y ni siquiera apretando para definir por más goles. Los tres goles fueron suficientes para humillar a un México que pedia que eso se acabara ya.

Esta vez si le sirvió de mucho a su DT Hugo Sánchez observar con detalle su reloj que usaba para controlar y reclamar al arbitraje en todo el torneo los minutos de impructividad de sus dirigidos le deben haber parecido una eternidad.

Basile en cambio fue temible con su alineación de 4-3-3 manteniendo en las puntas Messi y Tévez. Realemente todo le funcionó a la perfección aunque creemos que Tevez arrancando como titular no dió la talla; México salió con un 4-4-2, y los puntas eran Juan Carlos Cacho y Castillo no lograron hacer temblar la muralla defensiva Argentina.

Lo dicho, el “tri” que ganó a Brasil en primera ronda y capitalizó su grupo, así mismo como el que goleó a Paraguay por 6-0, esta vez quedó maniatado ante una Argentina que sinceramente los despojó de toda iniciativa faltando 25 minutos !!!! para finalizar el partido.

¡Grande Messi! por el delicioso que gol de antología que regaló a esa multitud mundial que delira por el buen fútbol.

Ficha técnica:

0- México: Oswaldo Sánchez; Israel Castro, Jonnhy Magallón, Rafael Márquez, Fausto Pinto; Andrés Guardado, Gerardo Torrado (m.46, Alberto Medina), Jaime Correa (m.83, Gonzalo Pineda), Fernando Arce; Nery Castillo y Juan Carlos Cacho (m.46, Omar Bravo). Entrenador Hugo Sánchez.

3- Argentina: Roberto Abbdondanzieri; Javier Zanetti, Roberto Ayala, Gabriel Milito, Gabriel Heinze; Juan Sebastián Verón (m.78, Fernando Gago), Javier Mascherano, Esteban Cambiasso, Juan Román Riquelme (m.86, Pablo Aimar); Lionel Messi y Carlos Tévez (m.78, Rodrigo Palacio). Director técnico Alfio Basile.

Goles: 1-0.m-45, Gabriel Heinze; 2-0.m.61, Lionel Messi; 3-0.m.65, Juan Román Riquelme, de penalti.

Arbitro: El chileno Carlos Chandía, ayudado por su compatriota Rodrigo González y el peruano Luis Ávila en las líneas. Amonestó a los mexicanos Gerardo Torrado (m.43), Rafael Márquez (m.69) y a los argentinos Juan Sebastián Verón (m.34) y Lionel Messi (m.50).

Incidencias: Una persistente lluvia dejó mojado el terreno de juego, pero no impidió el lucimiento de los equipos en esta semifinal celebrada en el Cachamay lleno hasta la azotea y en una noche calurosa.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply