Grupo B…México con calidad y pundonor doblegó a un Brasil desconocido

Puerto Ordaz (Venezuela).- Vamos siempre por Brasil, juegue contra quién juegue como muchos hinchas en el mundo sin permitir duda alguna y sin mucha teoria desmenuzada en función de seguimientos en tal o cual torneo.

Definitivamente siempre damos a ganador a Brasil aunque al final nos quede la garganta hecha nudo por reveses fatales como el que se dió en Alemania 2006.

Pero esta vez el resultado entre México y Brasil lo teníamos en la garganta. Datos y ansiedades se podían palpar en el aire.

Veamos. En retrospectiva de la reciente finalizada Copa de Oro. EEUU virtualmente vapuleó en la final a México con gran superioridad en todos los aspectos.

EEUU al alzarce con el máximo traofeo de la CONCACAF por cuarta vez e igualando al los mexicanos se catapultaron como el gran gigante de zona del planeta y de pasadita humillar a los aztecas empezando por su DT Hugo Sanchez quien con sus bocatanerías no deja de ser el centro de la noticia.

Lo que en el fondo le daba la pauta a Sanchez y sus muchachos que aún mermados no podian dejar pasar esta oportunidada que se la servían en bandeja de plata…Brasil llegaba con un equipo totalmente desarmado y parecido mucho a la selección de un jardin de infantes quizá con un par de excepciones.

Qué mejor momento propicio para que México se reivindique ante su sufrido país…Y así se dió, México encendido doblegó a un Brasil desordenado sin claridad y que tan solo apretó por algunos minutos sobre la mitad del segundo tiempo.

México iba a hacerse del triunfo para lavar a afrenda de los estadounidenses y nada menos que ante el Pentacampeón Brasil que llegaba con equipo sin luminarias donde los únicos que podían hacer la diferencia eran Robinnho y Diego.

Brasil estaba condenado a sucumbir aunque muchos de los 'entendidos' pronosticaban que el que el Scratch es el Scratch.

México hizo lo que tenía que hacer con un contundente 2-0 y dio un concierto, con Mariachi incluido, en las tribunas con dos goles de clase, y pundonor, manejando los tiempos a su antojo frente a un Brasil sin ideas.

Nery Castillo, que brilla en Grecia, hizo la noche oscura a Brasil, puso arriba a los mexicanos a los 24' y Ramón Morales a los 29' le metió a Brasil el 2-0 que nos llevó a recordar al estilo de gol que le hizo a Argentina en la Copa América Perú 2004 donde fuimos testigos presenciales.

Otro que puso la cuota de calidad fue el portero titular del América mexicano Guillermo Francisco Ochoa. "Pacho" brilló con grandes atajadas bajo su carpa y le quitó el sello de gol a por lo menos a tres disparos directos de Brasil.

Bien por México que con la victoria se acomoda a la cabeza de grupo B que lo completan Ecuador y Chile

Brasil intentó pero no pudo. En el primer cuarto de hora hizo muchas de primera y con sellos de gol que Ochoa y sus defensores tuvieron serios problemas para tranquilizar los impertus brasileños.

Pero la calidad individual del mexicano Nery Castillo, fue el factor con que Brasil no contó para dejarse sorprender en la victoria final Azteca.

Castillo hizo lo que quiso con los brasileños del medio sector que le salían al encuentro, lo vimos realmente imparable para llegar al área con balón dominado en el momento que quería.

En el minuto 24, cuando en jugada en serie recibe en el centro del área un centro de Cacho y con tiro casi sin respirar a tres toques superó sin titubear a Doni.

Brasil siguió en lo suyo y sin inmutarse atacaba martillando permanentemente en triangulación calculada sobre el circulo central y tratando de abrir los laterales, incluyendo esta vez al atacante Vágner Love y al Gilberto Silva.

México, impecable en el cierre en su la linea posterior defensiva comandada por Rafa Márquez. Rafa contenía y perfilaba pelotas que filtraba a velocidad sobre el medio para proyectar a velocidad a su medio sector por el centro o por los laterales.

Así se gestaron, casi como con molde, los dos goles de la victoria mexicana.

En los 45' del segundo tiempo México volvió a brillar con Nery Castillo y esta vez por la derecha, nuevamente el delantero hizo gala de quiebres festivos en la misma área brasileña, hasta que fue Juan quien le sacó por fin el balón y lo envió al córner, que no llegó a cobrarse.

Brasil mantenía la iniciativa y nuevamente se acercó a la meta mexicana en una jugada de Anderson que le puso un pase desde la izquierda a Afonso, quien la tomó de volea y sacó un tiro que no acabó en la red por mérito de Ochoa.

Robinho fue lo mejor de Brasil en cuanto a manejo y creatividad. Su mejor jugada fue un disparo con poco ángulo desde la derecha que pegó en el larguero.

La presión que dejaron de hacer los mexicanos la hicieron los brasileños, que apretaron al receptor de la pelota y eso les permitió tener más el balón y por consiguiente el control del partido durante los primeros 30 minutos del complemento.

El mexicano defensor Arce se convirtión en héroe al sacar de la línea de su meta un remate de cabeza de Alex al los 75', fue el sello de que México por el resto de la noche no dejaría que las redes de su carpa fueran infladas.

Resúmen del encuentro

Alineaciones:

0. Brasil: Doni; Maicon (m.78, Dani Alvez), Alex, Juan, Gilberto; Mineiro, Gilberto Silva, Elano (m.46, Afonso), Diego (m.46, Anderson); Vágner Love y Robinho. Entrenador: Dunga.

2. México: Oswaldo Sánchez; Rafael Márquez, Jonny Magallón, Israel Castro, Fausto Pinto; Fernando Arce, Ramón Morales (m.78, Jaime Lozano), Gerardo Torrado, Jaime Correa, Juan Carlos Cacho (m.69, Omar Bravo) y Nery Castillo. Entrenador Hugo Sánchez.

Árbitro: El argentino Sergio Pezzota asistido por el argentino Diego Otero y el boliviano René Oturbé. Amonestó a los brasileños Alex (m.60), Afonso (m.66), Dani Alvez (m.83) y a los mexicanos Castillo (m.56).

Goles: 1-0.m.24, Nery Castillo; 2-0.m.29, Ramón Morales.

Incidencias: Cuarto encuentro del torneo y segundo del Grupo B de la Copa América, disputado a estadio lleno Cachamay de Puerto Ordaz, con aforo para 41.600 espectadores.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply